Colegiata de Roncesvalles - Orreaga

Colegiata de Roncesvalles

La iglesia colegiata de Santa María es la fábrica más lujosa de Roncesvalles y el mejor ejemplo navarro del gótico, no sólo francés, sino del más puro de l’Île de France. Acoge una preciosa imagen de la Virgen del siglo XIV. El templo actual se construyó gracias a Sancho VII «el Fuerte» (1194–1234), quien lo eligió como lugar de enterramiento. No hay datos concretos sobre las fechas de la construcción de la iglesia, pero se sabe que fue a principios del siglo XIII, entre 1215 y 1221.

La Colegiata sufrió importantes desperfectos, ocasionados principalmente por varios incendios ocurridos en 1445, 1468 y 1626. A comienzos del siglo XVII, su estado de deterioro y casi abandono propició su reconstrucción, que abarcó todo el recinto colegial, especialmente a la iglesia y al claustro. Se enmascaró el interior gótico y se le dio forma barroca salvo en el presbiterio y el tramo de nave que le precede, donde quedaron a la vista los elementos góticos.

Selva de Irati - Pirineo navarro

Orbaizeta

Real Fábrica de Armas, que se encuentra unos kilómetros más al norte. El barrio conserva su disposición original de las viviendas alrededor de la plaza de la iglesia. Descendiendo hacia el río Legarza se encuentra las instalaciones propias de la fábrica. Se construyó en el lugar que existía una ferrerría, durante el reinado de Carlos III de España (VI de Navarra). Sufrió varios saqueos e incendios por su proximidad a la frontera francesa. Tras litigios entre los vecinos del valle de Aézcoa y los militares, cesó en su funcionamiento en 1884.

embalse de irabia - selva de irati

Rio Irati

El río Irati nace de la confluencia de los ríos Urtxuria y Urbeltza en la Selva de Irati, para embalsar poco después en Irabia, un remanso de agua en el corazón del bosque. Tras atravesar Aezkoa y Oroz Betelu ofreciendo estampas de gran belleza, las aguas del Irati se vuelven a embalsar en el pantano de Itoiz, ya recibidos los aportes del Urrobi y Erro. Después le afluyen el Areta y el Salazar para entrar enseguida en la impresionante garganta de la Foz de Lumbier. Finalmente, tras 88 km, su recorrido termina en el Aragón. Junto con el Arga son los ríos de cabecera más caudalosos de Navarra. La riqueza y buena conservación de sus aguas, junto con la vegetación de su ribera y su población piscícola hacen que este río tenga numeroso cotos de pesca de muerte y sin muerte, así como que esté declarado por normativa europea como L.I.C. (Lugar de Interés Comunitario).

Es, probablemente, el río más usado para aprovechamiento hidroeléctrico, especialmente a partir de la inauguración de la empresa Irati S.A.(1911), que tomó su nombre para bautizar también el tren eléctrico que unía Pamplona con Sangüesa. En esa época se construyó el embalse de Irabia, recrecido en más de cinco ocasiones con el objetivo de garantizar el caudal para el viaje de la madera hacia el aserradero de Ekai.

A lo largo del curso del Irati todavía se puede encontrar gran abundancia de tubos, saltos, tuberías, canales y centrales que hablan de la calidad de estas construcciones.